El proyecto

Un árbol centenario da la bienvenida a los visitantes que llegan a Can Alemany. También nosotros, os dejamos las puertas abiertas para que nos vengáis a visitar.
Can Alemany es el espacio idóneo para perderse, desconectar, soñar y relajarse.

Historia de Can Alemany

Can Alemany, conocido antes del siglo XIX como Mas Salamones, es una de las masías más antiguas del pueblo de Santa Margarida de Montbui. Durante el siglo XVII y XVIII, la expansión del cultivo de trigo, y sobre todo de la viña, hizo que todas las fincas de Montbui fueran importantes productores y por tanto, enriquecieran su patrimonio.

Can Alemany es restaurado y rehabilitado con la voluntad de no perder un legado importante para el pueblo.

Después de unos años de cierto abandono, en 2014, Can Alemany es restaurada y reformada con la aspiración de contribuir a un turismo más sostenible, una economía cada vez más verde y con la voluntad de no perder un legado importante para el pueblo.

Un proyecto familiar

En el año 2004, Joan y Elisabet deciden comprar una masia con la voluntad de preservar unos espacios rurales muy importantes para la comarca.

10 años más tarde, en 2014, nace el proyecto de Can Alemany. La antigua masía se reforma en un Hotel de Apartamentos siguiendo criterios de arquitectura bioclimática, con instalaciones de bajo consumo y invirtiendo en la geotermia y la biomasa para conseguir un edificio altamente sostenible.

Esta gran masía rodeada de naturaleza quiere ser un espacio de acogida de calidad para todos aquellos que busquen desconectar de su día a día, romper con el ritmo frenético del mundo actual y disfrutar del bienestar rural.

Un edificio altamente sostenible gracias a materiales de la zona y energias renovables.

Queremos que para nuestros huéspedes, Can Alemany sea, por un tiempo, su casa y ofrecerles la oportunidad de conocer nuestra rica cultura catalana.

Dentro de nuestro proyecto también está CAN TORRA; una masía que ha sido y sigue siendo un punto de encuentro familiar y que actualmente se ha abierto al turismo rural. Un espacio del que esperamos que nuestros huéspedes disfruten tanto como nosotros lo hemos disfrutado durante tantos años.

CAN TORRA es una masía de alquiler íntegro para 16 personas en Rubió, com piscina y varios espacios exteriores.

Para más información sobre CAN TORRA: www.cantorra.com

Nuestros valores

Uno de nuestros objetivos principales es que nuestro impacto ambiental sea el menor posible. Al mismo tiempo, trabajamos para fomentar un turismo responsable y de natura y contribuir con la economía local consumiendo productos y servicios de la zona.

Instalaciones energéticamente eficientes

En Can Alemany se ha intentado reducir al máximo el consumo de recursos naturales y energéticos apostando por una climatización geotérmica, que da calor en invierno y frío en verano. Disponemos también de una caldera de biomasas que nos ayuda a conseguir un conforte mayor. La energía que necesitamos proviene 100% de energías renovables y las instalaciones son de bajo consume. Nuestro sistema de captación de aguas pluviales nos permite utilizar esta agua para regar el jardín.

Proveedores de proximidad:

Trabajamos con proveedores de proximidad y, siempre que sea posible, intentamos que sus productos sean ecológicos. Tanto nuestros productos de limpieza como los geles y champús que ofrecemos a nuestros huéspedes, disponen del certificado ecológico y no contaminan el medio ambiente.
Nuestros desayunos combinan productos km.0 y productos ecológicos.

Sociocultural:

Trabajamos para dar a conocer el patrimonio cultural de nuestra comarca y poner en valor nuestras fiestas y tradiciones. Nos esforzamos para que el turismo que nos visite repercuta también en nuestros comercios y actividades de la zona. Priorizamos el mantenimiento, conservación y limpieza del entorno y queremos profundizar en la protección y recuperación de los espacios naturales de gran valor ecológico de nuestro entorno.

El equipo

El equipo de Can Alemany es uno de los pilares más importantes del proyecto. Tenemos la gran suerte de contar con un grupo de mujeres fuertes, auténticas y vitales que, gracias a su talento, nos ayudan a dar forma a nuestro proyecto cada día que pasa.

El equipo de Can Alemany es uno de los pilares más importantes del proyecto.

Elisabet, diseñadora de profesión y artesana enamorada de los detalles, la decoración y el buen gusto, ha conseguido impregnar Can Alemany de ese distintivo tan único y tan suyo.

Cristina, hija Joan y Elisabet, aporta esa vertiente más administrativa, organizativa y comercial. Parte de su esfuerzo lo dedica en conservar el espíritu de Joan en Can Alemany; un inconformista nato que había intentado alejarse siempre de todo lo convencional y un apasionado de los nuevos retos. Can Alemany es un reflejo de su espíritu inquieto.

Lurdes nos ayuda a mejorar cada día aportando todos sus conocimientos, esfuerzo y gran dedicación. A ella le agradecemos que nos ayude a seguir construyendo este proyecto.

Tamara, desde el primer día, nos ha enseñado el cuidado que tiene de cada uno de los detalles y rincones de Can Alemany, haciendo que todo siga luciendo tan bonito como el primer día.

Al mismo tiempo, tenemos la suerte de contar con Màrius e Ivan, que dedican su tiempo y esfuerzo a cuidar las instalaciones, los campos y los olivos de la finca. Aunque no sean la cara visible del Hotel, su trabajo, faena y dedicación sí que está patente en todos los rincones de Can Alemany y en su entorno.

El equipo se completa con Fernando y Ana, nuestros caseros, que estaran encantados de ayudaros siempre que lo necesitéis.